Recursos para los voceros de campaña

Cada año, miles de voluntarios nos ayudan a hacer de nuestra comunidad un lugar mejor para vivir a través de la Campaña anual de la YMCA de San Diego. Las donaciones de la Campaña anual de la YMCA nos ayudan a brindar becas y extensión de programas, como servicios extraescolares, deportes para jóvenes, salud y bienestar, campamentos de verano de día y de noche, liderazgo adolescente y más.

La Campaña anual

La YMCA es un lugar donde todos son bienvenidos, sin importar su raza, edad, religión o situación económica. La Campaña anual recauda fondos para las familias que tienen dificultades económicas para pagar los programas y los servicios de la YMCA. Se centra específicamente en brindarles a niños y adolescentes un entorno seguro para que tengan un modelo a seguir positivo y oportunidades de desarrollar todo su potencial.

Acceso completo

Las contribuciones de la campaña se invierten en las personas. El 100% del dinero recaudado se destina directamente a los programas y servicios para niños, adolescentes, adultos y familias. No se pagan gastos operativos de las sedes o gastos de campaña.

La Campaña anual brinda experiencias que cambian la vida de las personas y permiten que toda nuestra comunidad se fortalezca a través de los programas de la YMCA, como tutorías, orientación, campamentos, deportes, actividades de agua, bienestar, y muchos otros programas y servicios vitales para garantizar que nadie se quede afuera por falta de dinero.

Es una oportunidad de ayudar a otros y contribuir con la comunidad

La YMCA del condado de San Diego es una organización benéfica 501©3 y una de las organizaciones filantrópicas más importantes del lugar, que se dedica a ayudar a que niños y familias lleven una vida más saludable y productiva y desarrollen su espíritu, mente y cuerpo.

Nuestra YMCA necesita voluntarios como tú para que la Campaña anual sea posible. Esto es lo que somos.

Los voluntarios de la Campaña anual sienten pasión por la YMCA y por el trabajo que hacen en la comunidad. Visitan los programas de la YMCA y se dan cuenta de cómo marcamos la diferencia todos los días. Se reúnen en persona con los donantes y descubren qué es lo que motiva a cada uno de ellos a realizar una donación. Les agradecen a los donantes y asisten a los eventos de la Campaña anual, como lanzamientos y triunfos.